sábado, 4 de noviembre de 2017

La Reforma----Fernando Rangel de León

El pasado 31 de octubre se cumplieron 500 años de la Reforma Protestante de Martín Lutero, que inició con la publicación de sus noventa y cinco tesis que colgó en la puerta de la Iglesia del Palacio Wittenberg, Alemania; las que se centraron en que el Papa de la Iglesia Católica, no es el representante de Cristo en la Tierra, y que uno puede comunicarse directamente con Dios, sin intermediario alguno.
La reforma religiosa que se inició en 1517, transformó el pensamiento y el mundo de entonces hasta esta fecha, en todos los campos y actividades; repercutiendo en la  recién descubierta  América; pues habiendo sido el protestantismo  religión de Estado, en Inglaterra; al colonizar este país a lo que ahora es Estados Unidos de Norteamérica, la religión protestante predominó en ese país; como predominó el catolicismo en México por haberlo impuesto aún con sangre el reinado de España.
Uno de los más grandes progresos que trajo el protestantismo al mundo, es la tolerancia religiosa; la que fue base de una “moral sin dogmas”  –como afirmó el filósofo argentino José Ingenieros-; de la diversidad de pensamiento, de preferencias, de creencias de toda clase, etc.
 Inclusive el cisma del protestantismo de Lutero,  fue saludable a la Iglesia Católica, pues la hizo ser menos hipócrita, un poco más liberal y flexible para adaptarse al cambio de los tiempos, de la ciencia, de la cultura.
Sin el protestantismo no hubieran surgido las grandes filosofías como las de René Descartes, Emmanuel Kant, Jorge Guillermo Federico Hegel, Carlos Marx, Federico Engels, y otros; ni la ciencia de Isaac Newton, y otros, ni el psicoanálisis de Sigmund Freud; ni la música de Ludwig van Beethoven, Wolfgang Amadeus Mozart, Johann Sebastián Bach, y otros.
Pero el protestantismo también influyó en la política, la economía, lo social, lo cultural, y en una palabra contribuyó para modernizar al mundo; pues si el Renacimiento, dejó atrás la noche oscura de la Edad Media, el protestantismo fue una continuación de aquel.
México, en los años 50´s y 60´s del siglo XlX, también tuvo su Reforma; pero está fue del Estado, al que modernizó en sus estructuras y sus superestructuras; principalmente en sus leyes que tomaron su nombre; y que tuvo como base fundamental la separación de la Iglesia respecto del Estado; haciendo que desapareciera la intolerancia religiosa, y que es en lo que como afirmó Vicente Lombardo Toledano, se pareció a la Reforma Luterana.

 Con el humanista progresista Papa Francisco, ahora la Iglesia Católica se pone a la vanguardia en el pensamiento y acción sociales, en beneficio de las grandes mayorías, con lo que seguramente superará al protestantismo, en bien de la humanidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario