jueves, 8 de marzo de 2018



Así son las banquetas construidas recientemente en Lerdo
Mal hechas, estorbosas y de pésima calidad
Miguel Ayax González Hubbard
(Periódico 4º-Poder—Facebook)

Lerdo, Durango.- Como si fuera motivo de un negocio turbio, donde pocos ganan y muchos pierden, la construcción de las banquetas en calles de Lerdo dejan mucho que desear y ya se han ganado el repudio generalizado (o casi) de los habitantes de la llamada Ciudad Jardín.
Como se sabe, las autoridades municipales empezaron esa obra sin decir ¡agua va! y se han gastado recursos económicos que bien pudieran haberse utilizado en otras cosas más necesarias.
Las banquetas mal trazadas, peor construidas y de pésima calidad, han unificado criterios en contra de la alcaldesa María Luisa González Achem, quien, al parecer, saca provecho personal de obras que nadie quiere, innecesarias y, desde luego, onerosas.
En los medios de difusión se ha hecho un litigio al respecto, pues si por una parte la presidente municipal pide “comprensión” y apoyo a sus proyectos, los vecinos los reprueban y sospechan que con esos trabajos que a nadie benefician, sí hay quienes, desde su escritorio ganan dinero con proyectos “sacados de la manga” al algún prestidigitador interesado.
Eso es precisamente lo que a nivel nacional el PRI ha venido haciendo, obras inútiles, de costo excesivo, de mala calidad y cuyos únicos beneficiados son quienes las venden y compran. Por un lado los constructores y por otro las autoridades.
Bastaría exigir a los vecinos que tengan sus banquetas en buen estado, que las barran y conserven pero no, al parecer es indispensable hacer obras aunque estas sean realizadas al “hay se va”.
Las banquetas en Lerdo no respetan el tránsito peatonal. Es muy común que los dueños de casas que tienen cocheras, hagan las entradas con desniveles, algunos muy pronunciados y que impiden el paso libre y sencillo para quienes tienen algún impedimento físico y es que cada quien ve por su comodidad y conveniencia pero, de allí a que sean las autoridades las que consientan y promuevan estas anormalidades

No hay comentarios.:

Publicar un comentario