lunes, 30 de abril de 2018


Con éxito, médicos del IMSS-Coahuila realizan el
primer trasplante de médula ósea en infantes
*Salvan la vida a una niña de 12 años
*Las células se extrajeron de su hermana de cinco

Torreón, Coahuila.- Especialistas de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), No. 71, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Torreón, salvaron la vida a una pequeña de 12 años al realizar el primer trasplante infantil de médula ósea en Coahuila; esta mañana Gabriela Sarahí (Gaby), recibió la noticia de que puede regresar a su casa, razón por la que dijo sentirse feliz.
Gabriela Ibarra Calvillo, madre de la niña, narró que el 26 de noviembre, Gaby participó en el desfile de aniversario del Ejido el Pilar, en el municipio de Matamoros (su lugar de nacimiento).
Un día después amaneció con sarpullido y fiebre, llegó al Hospital General de Sub Zona (HGSZ), No. 20 de Francisco I. Madero y de ahí la trasladaron al Hospital General de Zona (HGZ), No. 18, en donde se comenzó a visualizar la posibilidad de una leucemia y el inminente traslado a la UMAE No. 71.
La hematóloga pediatra, Mayra Patricia López Montejo, quien además es la “médico de cabecera” de Gaby, explicó que tras una serie de estudios, el diagnóstico fue anemia aplásica severa, la cual se traduce como una afección en la que la médula no produce suficientes células sanguíneas.
En principio se otorgó tratamiento y al ver que los resultados no eran favorables comenzó a correr el tiempo para realizar –con urgencia- un trasplante, ya que era la única posibilidad de vida para la niña.
La especialista mencionó que la paciente cuenta con dos hermanas; la menor de cinco años resultó compatible, lo que facilitó el protocolo de búsqueda para poder ser intervenida en tiempo.
El 22 de febrero, Gaby y su hermana entraron a un cuarto aislado donde se comenzó con la extracción e infusión de células progenitoras hematopoyéticas (médula ósea).
El jefe de división onco-hematológica, Francisco Javier Rosales Hernández, afirmó que la clave del éxito en este procedimiento no solo fue el diagnóstico oportuno, sino encontrar al donador dentro de la misma familia para proceder cuanto antes al trasplante.
De igual forma, destacó la importancia de la colaboración del equipo multidisciplinario entre los que participaron personal médico, de enfermería, directivos, dietología, trabajo social, administración, intendencia y hasta conservación, con el objetivo de hacer de la estancia de Gaby un lugar inmune, pero al mismo tiempo ameno y adecuado para su intervención y recuperación.
El 21 de marzo, Gaby egresó del cuarto aislado luego de permanecer durante tres meses en resguardo; ahí se reunió por primera vez con su padre y hermano
Como parte del proceso de recuperación, Gaby y su madre permanecen en las instalaciones del albergue  “La Casita Feliz, Encendamos Una Luz”, cuya directora es la señora Cecilia Marroquín de Murra y que se ubica a espaldas del hospital, de esta manera se facilita la vigilancia médica y el personal de dietología acude a entregar la comida a la niña.
Actualmente existen datos de una recepción adecuada del trasplante, razón por la que los médicos aseguran que la paciente está lista para irse a casa y lo hará tan pronto concluyan algunas modificaciones necesarias para garantizar la máxima higiene en el lugar.
Rosales Hernández resaltó el progreso que la UMAE No. 71 ha tenido en los últimos años para abordar padecimientos de este tipo y asegura que con esto, se demuestra la capacidad en cuanto a personal, equipo y logística necesarios que los encamina a realizar un aproximado de 4 ó 5 trasplantes más en lo que resta del 2018.
Concluyó que este Día del Niño el Hospital está de fiesta y con hechos, se demuestra que el Instituto Mexicano del Seguro Social no escatima recursos para salvar la vida de las personas, máxime cuando se trata de niñas y niños.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario