lunes, 7 de mayo de 2018


Renegados de la derecha
(Periódico 4º. Poder--facebook)

Ver a López Obrador en medio de Manuel Espino y Germán Martínez, ambos ex-dirigentes nacionales del PAN no deja de preocupar a los electores que tenían la firme intención de dar su voto al tabasqueño.
El arreglo cupular entre “la esperanza de México” y los renegados de la derecha que serán premiados, uno con una senaduría plurinominal y otro con un cargo inventado ex-profesamente para su persona, provoca inquietud no entre los correligionarios del puntero en las encuestas, sino en los electores que no alcanzamos a comprender la necesidad de esos acuerdos, aunque sospechemos que López Obrados los considere necesarios para lograr sus fines de hacerse del poder, argumentando la reconciliación nacional.
No podemos explicarnos cómo de un día para otro los más acérrimos adversarios, los que argumentaban con más vehemencia contra el abanderado -y dueño de Morena- hoy sean cobijados (y premiados) en ese partido.
Bien se ha dicho que el más peligroso oponente de López Obrador es él mismo y así, parece demostrarlo.
Los que dicen “no le hace, poco importa que haga lo que haga, voy a votar por López Obrador” ya tienen definido su voto pero, nadie debe ignorar que hay un gran porcentaje de indecisos que pudieran ir de un lado a otro en sus preferencias.
Andrés Manuel no sólo ha hecho una campaña en pos de la presidencia por más años que cualquier candidato; ha recorrido -como dice- el país de lado a lado en varias ocasiones, ha recorrido todos los municipios varias veces y, desde luego que ha encontrado la manera de capitalizar el descontento de la gente por la insensibilidad del gobierno dedicado a hacer negocio para pocos en demérito de la mayoría.
Es la esperanza de millones para acabar con la corrupción, con los gobernadores bandidos y con las estafas y oscuros negocios desde el gobierno pero... ¿no estamos dando el respaldo a un Trump tercermundista?.
Si en Estados Unidos han aguantado al atravesado y burdo gobernante es porque tienen instituciones sólidas, fuertes y de prestigio ¿aquí las tenemos?
Para su buena fortuna, la arremetida mediática del gobierno a través de los empresarios que ponen el grito en el cielo por supuestos agravios recibidos y lo denuncian en televisión, radio y hasta en costosas planas de periódicos, en lugar de perjudicarlo, lo fortalecen.
Pobre gobierno sin ideas, sin saber cómo hacer una campaña creíble, porque está acostumbrado o a corromper o a amedrentar y, hoy por hoy no le han dado resultado ninguna de las dos maneras.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario