miércoles, 6 de junio de 2018


Irrumpen enviados de Madero en estación
de radio y golpean a periodista, aseguran
 (Carlos Padilla M.)

Carlos Padilla M.
Parras de la Fuente, Coah., 25 de Mayo 2018.- El alcalde y candidato del PVEM-PRI a la presidencia municipal de Parras, Evaristo Madero Marcos ordenó hoy a sus incondicionales de Antorcha Campesina atacar una estación de radio y agredir al periodista Jorge García Guerra justo en el momento en que transmitía su programa en vivo.
El encargado de cumplimentar la orden de acallar al periodista fue Isidro de la Cruz, dirigente de Antorcha Campesina en Parras quien, además, aparece como candidato a regidor en la planilla de Madero Marcos.
Con lujo de violencia, los enviados del alcalde penetraron a las instalaciones de radio y agredieron al periodista además de dañar equipo y mobiliario.
Debido a ese ataque al medio de comunicación y al periodista García Guerra, convertido en uno de los críticos más incisivos que ha puesto a la vista de la población las corruptelas del actual alcalde y de sus principales colaboradores, además de permitir que a teléfono abierto la ciudadanía emita su opinión en torno a los candidatos a la presidencia municipal, se interpondrá una demanda contra el alcalde Madero y su incondicional y miembro de su planilla Isidro de la Cruz.
Por otro lado, diversas agrupaciones de periodistas condenaron la agresión tanto al periodista como a las instalaciones de radio y demandaron la intervención del gobernador Miguel Riquelme Solís para que tome cartas en el asunto y ordene detener los hechos de violencia cometidos contra periodistas de Parras, mismos –
REPRUEBAN EL ATENTADO
La Asociación Lagunera de Periodistas reprobó este atentado a la libertad de expresión y a los derechos humanos del periodista Jorge García Guerra, al tiempo que exige al Congreso del Estado juicio político contra el alcalde de Parras, Evaristo Madero, quien ha cometido graves violación es a las leyes y es calificado como un delincuente temperamental.
Mediante un comunicado la ALPE, su dirigente Carlos Padilla Muñoz, denunció estos hechos y pidió la intervención del Congreso de Coahuila, así como del Gobernador para cesar al alcalde, que gobierna este municipio como si se tratara de una empresa familiar.
La Libertad de expresión es una de las libertades y derechos más sagrados consignados en nuestra Constitución Política, por lo que su violación es motivo más que suficiente para separar del cargo a este funcionario público.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario