lunes, 6 de agosto de 2018


Fracking
Periódico 4º Poder-(Facebook)

Controversial desde su implementación, la extracción de gas shale ha causado más de una polémica entre grupos ambientalistas y los gobiernos de Peña Nieto y algunos estatales donde se realiza esa práctica de extracción
Coahuila es uno de los principales  Estados en donde el fracking se ha ejercido, pese a los muchos inconvenientes que tiene, algunos de los cuales menciona Julio César Ramírez en su columna “Yo río libre” y que especifica que las consecuencias disminuyen la disponibilidad de agua dulce en la zona donde se extrae el gas de esquisto o shale, además acarrea problemas para la salud humana y a los ecosistemas “pues se mezclan más de 750 sustancias químicas altamente nocivas, entre ellas algunas radioactivas, cancerígenas y mutagenéticas que contaminan mantos freáticos, pozos y aguas superficiales”
Afirma que es necesaria la inyección de 26 millones de litros de agua en cada pozo que se perfora hasta profundidades de cinco kilómetros y que la práctica ha producido sismos en lugares en donde jamás se habían registrado.
Para buena suerte de los ambientalistas, ejidatarios en cuyas tierras se ejercen las perforaciones y, quizás para todos en general, Andrés Manuel López Obrador dijo ya de manera formal que no se permitirá este tipo de extracción de gas natural y que Pemex, durante su mandato, no dará contratos para ello.
Rogelio Montemayor Seguy, exgobernador de Coahuila y exdirector de Pemex, es ahora la cabeza del cluster Minero-Petrolero, que lleva la voz cantante en esas actividades.
Nada raro es que los altos funcionarios de Pemex, igual que los secretarios de Estado, terminen con jugosas empresas, asociados con trasnacionales que los designan como “consejeros”, ocultando quizás una sociedad hecha bajo la corrupción y el tráfico de influencias.
Ahora, en la disputa que ya se da entre los empresarios y el régimen de López Obrador hay que ver algunas cosas; una la fuerza con la que llega el tabasqueño a la presidencia de la república respaldado por la voluntad (y los votos) de un electorado decidido y apabullante y por otra, la dirigencia del ex gobernador coahuilense que durante meses estuvo preso por delitos que le castigaron sus propios correligionarios del PRI.
¿Puede usted, estimado lector anticipar quién ganará el diferendo?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario