domingo, 5 de agosto de 2018



P
Lerdo, Dgo.-  En la nota del jueves pasado 02 de agosto de El Siglo de Torreón se lee “Alcaldesa de Lerdo y A.C. traen “Pique”, éste es un buen pie de página sin embargo no atiende a la realidad, sólo lo hace a la de una de las partes, la del egocentrismo, la que a falta de no poderse constituir en gobierno debido a los constantes tropiezos que ha tenido su administración cree que es más importante su persona que la obligación que tiene como titular del ayuntamiento.
Para nosotros es tan importante como toda persona y de igual forma queremos ser tratados como personas; con respeto y de igual forma en la que nosotros la hemos tratado, respetuosamente. Aclaramos que nosotros no hacemos criticas solo realizamos propuestas y hacemos señalamientos sobre las funciones del ayuntamiento con base en la razón y con el propósito de apoyar a la ciudadanía, compartimos y presentamos quejas y en ocasiones críticas de los lerdenses por la forma poco ortodoxa de gobernar.
Para empezar diremos que la alcaldesa no debe de trabajar de manera personal, la administración pública no es de persona alguna, ella debe de realizar un trabajo institucional jamás personal, recordemos que administra los bienes y debe realizar los servicios del municipio de forma que redunde en beneficio de la ciudadanía, distinguiendo lo personal de lo institucional. En política la forma es fondo como bien lo señaló Jesús Reyes Heroles.
Sigue utilizando un doble discurso, por una parte “lamenta que muchos de los ciudadanos que han hecho crítica a su gobierno hasta ahora no se sumen al trabajo del municipio de manera constructiva o que tampoco se acerquen a ella personalmente para exponerle la situación con la finalidad de que se resuelva el problema”, sobre este particular le recordamos que el incumplimiento de sus promesas para solucionar en tiempo pasado el proyecto de las innecesarias banquetas sustituyendo unas excelentes banquetas por otras de no tan buena calidad y sobre todo la forma prepotente, grosera con empujones y gritos como fuimos tratados, no impidió por nuestra parte dialogar con ella, es conveniente señalar que fue invitada a nuestra toma de protesta y no solamente no tuvo la educación o atención de señalar que no asistiría, prohibió a sus funcionarios asistieran al evento.
 Esta es la forma en la que demuestra la munícipe que declara una cosa a los medios de comunicación y hace todo lo contrario. Siempre utiliza las mismas muletillas “Acérquense a mí”. En la única ocasión que dialogamos con ella conformados en asociación el 28 de febrero del presente año, le manifestamos nuestra disposición para coadyuvar con el municipio debido a la cantidad de solicitudes y quejas que recibimos por parte de la ciudadanía, su respuesta fue; ¡No!, para eso están las dependencias del ayuntamiento.
Es conveniente que la munícipe atienda la siguiente lectura de la pluma de Armando Fuentes Aguirre (Catón), referida al recién electo presidente de nuestro país el Lic. Andres Manuel López Obrador la cual aparece en el diario antes citado en igual fecha, “En este contexto tanto él como la Nación requerirán de una crítica honesta y objetiva que supla la falta de frenos y contrapesos, elementos indispensable en toda sociedad democrática”.
La nuestra lo es de ahí que el tabasqueño esté donde ahora está, y si el virtual presidente electo, principalmente beneficiario de esa democracia quiere que México siga siendo un país democrático deberá aceptar la crítica, la pluralidad de opiniones y la disidencia…. Ayuda más a un gobernante un crítico bien intencionado que un sistemático “Yes man". De cara al próximo gobierno fortalezcamos nuestra postura crítica y vigilante de ciudadanos. Tal vez es el mejor servicio que podemos hacer a la República y aún al mismo López Obrador”.
El refrán popular que atiende a este buen consejo dice: Te lo digo Presidente de la República para que lo entiendas y lo atiendas Presidenta Municipal. Este refrán que se adecua a este inteligente consejo que dice, “Te lo digo Juan para que lo entiendas María”, aunado a esto de la intolerancia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario